277- LOBOS INTERIORES

 

 

"Cuidado con los falsos profetas; se acercan con piel de oveja, pero por dentro son lobos rapaces. Por sus frutos los conoceréis... Los árboles sanos dan frutos buenos; los árboles dañados dan frutos malos" (Mat. 7, 15-17).

 

Los lobos mas temibles son los lobos interiores, los que llevamos dentro, esos son los que dañan el árbol bueno, la bondad que habita en nuestro corazón, la justicia y la paz que siembra en nosotros el Espíritu de Dios.

 

Nuestros lobos atacan desde dentro lo más sensible del ser humano: nos hacen ver con distorsión, con el color cambiado, trocar la realidad por fantasía, juzgar sin conocer, justificar nuestra conducta desviada, nuestras acciones perversas...

 

Un lobo que nos devora por dentro, que nos sume en lo negativo de la vida; negatividad que paraliza nuestro desarrollo físico, psíquico y espiritual, acelerando nuestro envejecimiento, frenando el desarrollo neuronal que en todas las edades se produce, la ‘neurogénesis’1.

 

"Los árboles dañados dan frutos malos". Cuando los lobos interiores afloran al exterior con piel de oveja, pasamos a formar parte de los "falsos profetas" que Dios desprecia y condena.

 

De ellos procede lo negativo de la vida, y si nuestra ingenuidad ignora estos depredadores de la mente, difícilmente recuperaremos un ‘yo’ positivo y creativo, único remedio para vivir la vida.

 

 

1 Richard Boyatzis: Producción de tejido neuronal nuevo. Hasta hace poco nadie creía que esto fuera posible, pero los adultos continuamos produciendo nuevas células que pueden convertirse en tejido neuronal nuevo. La negatividad y el estrés traen como reacción corpórea la muerte de estas células. Sin embargo el entorno neuronal es favorable cuando experimentamos la esperanza, la religión, el optimismo, el contagio emocional positivo...