281- PRETENDEN SUMERGIRNOS EN LA IGNORANCIA

 

 

El afán de dominio de unos sobre otros ha existido siempre, existe en nuestro mundo de hoy y por desgracia seguirá existiendo. Este dominio no se conforma con el poder sobre los demás, quiere el sometimiento de las voluntades, el poder absoluto.

 

Una práctica secular del poder otomano (turco) en oriente medio, era mantener al pueblo en la máxima ignorancia e incultura..., se le dominaba mejor. Esta práctica, por desgracia no está relegada en el olvido, es habitual hoy día en países que se llaman democráticos, póngase por ejemplo el nuestro.

 

La vulgaridad, la bazofia, la tele basura, la propaganda consumista, la injusticia vergonzante, la falta de ética profesional, la inmoralidad y el desprecio a la vida..., son intentos de control de nuestras voluntades.

 

Pero cuando no se puede controlar todo, entonces... se manipula:

 

No se pueden eliminar las escuelas porque es un derecho que tenemos a la educación, pues... se manipulan los contenidos educativos.

 

Si no se puede eliminar el derecho a la información, se manipulan los contenidos informativos.

 

A los medios de comunicación y sistemas de educación libres se les extorsiona, y aunque usen otro lenguaje y se le llame de otra manera, el significado es el mismo: extorsión al ciudadano de a pie, a sus derechos básicos.

 

La igualdad de derechos y oportunidades, la fraternidad, el bien común, la solidaridad..., son utopías en estos tiempos.

 

¿A donde nos lleva todo esto?, a lo de siempre: unos pocos viven sumergidos en el lujo a costa de la pobreza material y espiritual de la inmensa mayoría. No estamos caminando hacia un mundo mejor, y aunque no quiero ser pesimista, es obvio que ese pensamiento está muy generalizado.

 

Estamos contaminando y degradando más y más el mundo del espíritu, el del pensamiento y las ideas, contaminamos el arte, el humanismo, los valores éticos y morales.

 

En esta carrera sin frenos, Dios es un estorbo para muchos, pero...

 

Él no quiere nuestro auto suicidio, no quiere nuestra regresión a la ley de la selva donde siempre el fuerte devora al débil.

 

¿Y que tiene que hacer Dios para convencernos de que mal vamos por ese camino?... Lo tiene complicado.

 

Su predilección por el ser humano y el respeto a nuestra libertad lo atan de pies y manos... Libertad de personas que nos consideramos adultas sin haber salido del caparazón, impedidas para ver el exterior. Libertad de personas que nos maravillamos de la redondez de nuestro ombligo..., porque no miramos para otro sitio.

 

Seres creados sabios se han vuelto incapaces de admirar la inmensidad, porque desborda nuestra pequeñez intelectual, nuestra raquítica voluntad, y... orgullosos de su ciencia, reducen el mundo, lo empequeñecen a su corta visión.

 

Sin embargo los humildes poseen estas facultades, ven, miran y admiran la inmensidad, solo de ellos es el ‘Reino de Dios’.